Qué vais a empezar a notar en vuestros hijos, ahora que están en el segundo ciclo.

 Como punto de arranque de la reunión que vamos a tener mañana, me he parado a hacer una pequeña reflexión sobre los cambios que se dan en los niños al pasar del primero al segundo ciclo. Lógimamente, estos cambios no son más que generalidades. Cada niño evoluciona de una manera distinta, aunque los patrones básicos suelen repetirse en todos, más tarde o temprano.

He procurado evitar el copiar estas características de un libro de psicología evolutiva, sino que he intentado hacer algo más personal, producto de la observación directa sobre el grupo. Espero que os guste.

a) El aprendizaje depende menos de la manipulación. Pueden pensar un poco más en abstracto. Son más capaces de razonar (aunque a veces lo disimulen por que les interesa).Son más capades de organizar el discurso oral. Es decir, saben argumentar mejor (ya sabéis que una de mis debilidades es la expresión oral). Es el momento de sentarse frente a ellos y darle mil vueltas a cualquier temam, en clase lo hacemos de vez en cuando y os aseguro que una vez que empezamos es difícil frenarlos.

b) Son más competentes para la lectura, siempre y cuando la practiquen. Para esto, deben de tener acceso a los libros en casa y tener un referente inmediato en el hogar como lugar en el que se lee. Apaguemos la tele de vez en cuando y que se vayan a la cama con un cómic (os recomiendo Superlópez) o un libro. En el blog de vez en cuando hay sugerencias de lecturas.

c) Siguen mostrando mucho interés por lo que les rodea y, además, son más capaces de analizar e intrepretar el entorno. Pueden experimentar con los objetos que les rodea.

d) Esta es la etapa en la que ponen los cimientos para desarrollar las estrategias del lenguaje, el estudio, la atención y la memoria comprensiva. Hay que hacer un esfuerzo por ayudarles a desarrollar esos hábitos que les pueden hacer más sencilla la tarea diaria del aprendizaje. Ya sabéis lo que me gusta a mi eso de las rutinas. Enseñadles a dedicar un espacio de tiempo diario a trabajar, aunque sea simplemente leyendo un libro. Cuando se enfrenten a etapas educativas más exigentes en lo referente al estudio diario, os lo agradecerán.

e) Comprenden mejor las reglas, el sentido de justicia. Aceptan las consecuencias de los actos, son más reflexivos y maduros, dentro de sus posibilidades. Cuidado, que alguno se puede volver un poco rebelde, no les impongáis las cosas porque sí, justificad vuestras decisiones.

h) Son menos individualistas, y buscan en el grupo sus referentes, se hacen amigos, se pelean, se enamoran, se desenamoran…. Empiezan a experimentar con los sentimientos (este punto lo vamos a notar especialmente en este grupo, ya veréis).

En definitiva, son niños, pero más grandecitos, pequeños proyectos de personillas con los que se puede hablar más en serio.

~ por Orts en 20 octubre 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: